Un estudio de la Universidad Estatal de Iowa asocia el entrenamiento de fuerza con una reducción entre un 40 y un 70 por ciento del riesgo de sufrir un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

En el 2012, un estudio realizado por el Dr. Bradley Price demostró que las mujeres que realizaron entrenamientos y ejercicios para embarazadas cuatro veces por semana tuvieron una menor probabilidad de tener cesáreas no planificadas y desarrollo de diabetes gestacional en comparación a mujeres que no ejercitaban regularmente.

Si eres de las que han decidido adoptar un estilo de vida saludable e incluir el deporte en tu día a día estás de enhorabuena, ya has logrado la parte más difícil, dar el paso. Sin embargo, para conseguir una silueta más esbelta y saludable no basta con machacarse en el gimnasio y olvidarse del resto,