Un estudio de la Universidad Estatal de Iowa asocia el entrenamiento de fuerza con una reducción entre un 40 y un 70 por ciento del riesgo de sufrir un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Crosstrainlevel® es un entrenamiento en el que se ejercita la aplicación de los conocimientos e investigaciones de las ciencias aplicadas al movimiento para alcanzar 5 objetivos con este tipo de entrenamiento.