articulo 3.2Las últimas investigaciones lo avalan. Te mostramos el entrenamiento que incrementa el aporte de oxígeno a tus músculos.

Científicamente probado: conseguirás un mayor volumen de oxígeno, y no te faltará el aire en ningún momento. Lo dicen los fisiólogos del esfuerzo; si quieres mejorar tu VO2, no tienes más que seguir nuestros consejos:

  • Cubre la máxima velocidad que puedas durante 5 minutos. Mide la distancia recorrida. Descansa durante 5 minutos y vuelve a correr el mismo recorrido, pero en esta ocasión un 20% más despacio (que sería, aproximadamente, correr lo mismo que antes pero en 6 minutos). Descansa 30 segundos y vuelve a empezar.
  • Ahora corre a la máxima velocidad que te permitan tus piernas durante 4 minutos. Anota la distancia y vuélvela a correr, pero un 15% más despacio (tienes que hacerlo en 4:36); descansa 45 segundos y vuelve a empezar.
  • Corre durante 3 minutos a tu máxima potencia. Vuelve a recorrer la misma distancia un 10% más despacio (en 3:18). Descansa durante 60 segundos y vuelve a empezar.
  • A tope durante 5 minutos, descansa durante otros 5 minutos y vuelve a correr la misma distancia un 5% más despacio. Descansa 2 minutos y medio y vuelve a empezar.
  • Y, por último, ponte a tope durante 3 minutos. Descansa y, cuando estés recuperado, vuelve a correr la distancia recorrida un 5% más despacio.

* Repite cada ejercicio todas las veces que quieras y combínalos a tu gusto. Percibirás el resultado rápidamente.